viernes , 20 octubre 2017
Hacerse la colonoscopia. Sedación y dificultades posteriores.

Hacerse la colonoscopia. Sedación y dificultades posteriores.

Los programas de prevención de cáncer colorrectal ofrecen a los participantes sedación para hacerse las colonoscopias. La recomendación del Programa es realizar la prueba de colonoscopia con sedación, pero los participantes pueden escoger entre hacerla con o sin ella.

Se pueden aplicar diversos grados de sedación en la colonoscopia: desde superficial (o sedoanalgesia) hasta  profunda (anestesia); esta última solo se utiliza cuando es necesaria por otros problemas de salud. La diferencia estriba en el nivel de consciencia y reactividad al entorno que tenga el paciente. No es necesario prácticamente nunca un nivel de sedación tan profundo que requiera el soporte de las funciones respiratorias (intubación).

El nivel de recuperación de ambas es prácticamente idéntico. No depende del nivel de sedación sino del tipo de drogas que se utilicen para la sedación.  Por ejemplo, la recuperación es muy rápida con el propofol, el fármaco más usado para la sedación profunda. Sin embargo, es más lento en los fármacos utilizados en la sedación superficial, las benzodiacepinas como el midazolam.

Los programas de cribado ofrecen la sedación que esté disponible en cada una de las unidades de endoscopia. La mayor parte ofrecen una sedación superficial administrada y controlada por enfermera y/o médico. En algunas unidades, se utiliza sedación profunda administrada por médico anestesista.

La sedación facilita a muchas personas la realización de la prueba. Pero algunos participantes prefieren realizarla sin ella también de manera satisfactoria. Además, también hubo una persona que sintió una leve molestia al final de la prueba.

En las colonoscopias no terapéuticas, es decir, cuando se observa el interior del colon sin extirpar ninguna lesión, el riesgo de perforación del intestino es inferior a 1 cada 1000 personas. En colonoscopias con polipectomías (proceso de resección y extracción de un pólipo) es inferior a 1 cada 500.

En polipectomías complejas el riesgo se sitúa en torno al 1-2%, por lo que requieren una programación especial, se realiza por endoscopistas entrenados y se le explica al paciente específicamente. En estos casos especiales, los endoscopistas están entrenados y más del 50% de las perforaciones se resuelven en la misma colonoscopia evitando intervenir quirúrgicamente.

El riesgo de hemorragia leve posterior a la realización de colonoscopia en programa de cribado es de 1 cada 100 y de hemorragias graves el 1 cada 1000 pacientes (Fuente)

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.