Jueves , 17 Agosto 2017

Medicamentos

Corticoides

Cuando la sarcoidosis necesita tratamiento, el medicamento más utilizado es la prednisona u otro tipo de corticoide oral. Estos fármacos son muy efectivos a la hora de reducir la inflamación, aliviar los síntomas y prevenir daños en el organismo. Sin embargo, sólo deben tomarse en caso necesario pues pueden producir efectos adversos, como aumento de peso, osteoporosis (adelgazamiento de los huesos), elevación de la presión arterial, aumento de la glucosa en sangre, úlcera de estómago y otras alteraciones.

 

Inmunosupresores

En algunas ocasiones, como cuando los corticoides no son suficientes o son mal tolerados, puede ser necesario utilizar otros medicamentos como los inmunosupresores, que pueden aliviar los síntomas reduciendo la actividad del sistema inmune. En algunos casos el médico recomendará utilizar ambos (corticoides e inmunosupresores). Ejemplos de estos fármacos son: Metotrexato, Cloroquina e hidroxicloroquina, Azatioprina, Leflunomida, Micofenolato mofetil, Ciclofosfamida, Antagonistas  del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α por sus siglas en inglés), como el infliximab y el adalimumab, que  actúan bloqueando la acción del TNF-alfa, una molécula del cuerpo que provoca inflamación.

 

Otros tratamientos

Otras veces puede ser necesario un tratamiento específico para otros síntomas asociados a la sarcoidosis: fatiga, depresión, hipercalcemia (aumento del calcio en la sangre), cálculos renales e hipertensión pulmonar (elevación de la presión en los vasos sanguíneos pulmonares, que puede afectar a la respiración y el funcionamiento del corazón), etc.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.