viernes , 15 diciembre 2017
Quimioterapia

Quimioterapia

La quimioterapia consiste en la utilización de medicamentos específicos que tienen como finalidad destruir las células cancerígenas (medicamentos citotóxicos).

La quimioterapia se puede aplicar en diversas modalidades.

  • Quimioterapia complementaria, postquirúrgica o adyuvante. Se administra después de la cirugía para reforzar la efectividad del tratamiento y evitar recaídas locales y la diseminación del tumor (metástasis).
  • Quimioterapia prequirúrgica o neoadyuvante. Se da como primer tratamiento, antes de la intervención quirúrgica, para reducir el tamaño del tumor, aumentando así el número de mujeres en las que se puede realizar un tratamiento quirúrgico conservador de la mama.
  • Quimioterapia paliativa. Se utiliza en los casos de enfermedad extendida o diseminada con la finalidad de intentar prolongar la supervivencia y tratar los síntomas. (Nota: diseminación del cáncer de una parte del cuerpo a otra. Un tumor formado por células que se han diseminado se llama “tumor metastásico” o “metástasis”. El tumor metastásico contiene células que son como aquellas del tumor original o primario).

La quimioterapia que se utiliza en el tratamiento puede ser suministrada por vía intravenosa o por vía oral, según los medicamentos que se utilicen. Generalmente, la aplicación de estos tratamientos no requiere ingresar en el hospital y se desarrolla en los hospitales de día, de manera ambulatoria. Tras una sesión de quimioterapia, la paciente descansa durante unas semanas para recuperarse de los efectos secundarios producidos por el tratamiento. El tratamiento completo de quimioterapia puede durar entre cuatro y seis meses.

La quimioterapia es un tratamiento sistémico, ya que el medicamento es introducido en el torrente sanguíneo, viaja por todo el cuerpo y puede eliminar células tumorales fuera del área de la mama.

La quimioterapia se administra generalmente en varios ciclos produciendo algunas modificaciones en la vida cotidiana. Por ello, las actividades que desarrolla la persona tanto el ámbito familiar como el laboral, pueden verse alteradas durante ese período. Algunos testimonios que se ofrecen a continuación, muestran cómo se organizaron las personas con cáncer de mama para hacer frente a estos cambios transitorios, tanto en sus relaciones familiares como en su trabajo, amistades, etc.

En este apartado, las entrevistadas comentaban sus experiencias con el tratamiento de quimioterapia y los efectos secundarios que les produjo.

Fuente: Adaptado de OncoGuía de Mama 2008.

Haga clic en las fotografías para ver un vídeo con la experiencia narrada.

NOTA: Si no visualiza correctamente los videos, puede ser debido a que no tiene instalada la última versión del Adobe Flash Player. Si tiene alguna duda puede contactar con nosotros a través del correo electrónico incidencias@pydesalud.com

QUIMIOTERAPIA

Tanto la información que solemos recibir a través de los medios de comunicación como las percepciones que nos hacemos respeto a la quimioterapia son generalmente alarmantes, pudieron generar incertidumbre y preocupación, pero no siempre son acertadas. Las participantes entrevistadas nos explicaron que tenían ideas previas sobre la quimioterapia basadas en lo que habían leído, visto en películas o escuchado de otras personas y que estas ideas condicionaron su actitud antes de comenzar el tratamiento.
Las mujeres que participaron en este estudio experimentaron sentimientos negativos – ansiedad, miedo o incluso enfado – cuando se les comunicó que debían comenzar con quimioterapia. Estos sentimientos, en la mayoría de los casos, estaban relacionados con pensamientos o ideas previas que condicionaron el modo de afrontar esta etapa de los tratamientos. Por esta razón, las pacientes destacaban la importancia de contar con información adecuada y proponían modalidades en que podría ser suministrada.
Las participantes valoraban positivamente la atención recibida por el personal de salud del hospital de día. En algunos casos las enfermeras elaboraban guías para el paciente con información sobre la quimioterapia y sus posibles efectos secundarios, algunos consejos y cuidados para reducir su intensidad, qué hacer en caso de complicaciones, teléfonos de contacto o de urgencias cuando fuera necesario.
La quimioterapia puede producir diferentes efectos secundarios, pero no todas las personas reaccionan igual. Mientras que para la mayoría fue una etapa difícil del tratamiento y tuvieron diferentes efectos secundarios, para algunas en cambio, fue menos dificultoso de lo que esperaban y lograron sobrellevarlo mejor de lo que esperaban.
Algunos efectos secundarios aparecieron apenas comenzaron el tratamiento y otros, en cambio, se manifestaron a largo plazo.
Los efectos secundarios más frecuentes son: sequedad en la boca y llagas, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, fatiga o cansancio, caída del cabello, bajada de defensas, menopausia precoz e infertilidad.
Otras mujeres tuvieron cambios de peso durante o posteriormente a la quimioterapia.
Otras participantes padecieron efectos a largo plazo o se complicó su situación por otros problemas de salud.
Varios son los testimonios de mujeres que perdieron el cabello. Ellas referían cómo les había afectado y las distintas estrategias que utilizaron para sentirse mejor durante esta etapa. “Imagen Corporal” y “Opciones de reconstrucción de la Mama”)
Otro grupo de mujeres tuvieron efectos secundarios muy leves o casi ninguno y vivieron esta etapa de los tratamientos con bastante normalidad. Incluso hubo personas que continuaron trabajando.
El entorno hospitalario también era un espacio para compartir experiencias. Las entrevistadas contaban que durante el tiempo que recibían quimioterapia intercambiaban impresiones y consejos con otros pacientes; además se sentían acompañadas y les ayudaba a distraerse y sentirse mejor.
Debido a los temores e incertidumbre que les producía la quimioterapia, las mujeres mencionaban los pensamientos y sentimientos durante este tratamiento. Aunque a veces les resultaba difícil continuar, sabían que los resultados serían buenos para ellas y lo retomaban con fuerza de voluntad para no decaer.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.