lunes , 23 octubre 2017

Neurosarcoidosis

La sarcoidosis puede afectar al sistema nervioso y se puede manifestar por una amplia variedad de síntomas, a veces muy claros y, en otras ocasiones, muy discretos.

La primera línea de tratamiento y el pilar fundamental son nuevamente los corticoides.  Las dosis empleadas pueden ser altas  y durante periodos de tiempo prolongados, dado que se ha observado una tendencia a las recaídas cuando se administran dosis bajas o durante poco tiempo.

El metotrexato es otra opción y permite reducir la dosis de corticoides y con ello evitar los potenciales efectos secundarios de su administración a largo plazo. Debes informar a tu médico si experimentas alguno de los siguientes efectos secundarios del metotrexato: sensación de fiebre, dolor de garganta o cualquier infección, náuseas y vómitos, pérdida de apetito, malestar de vientre, diarrea; dolor o úlceras en la boca. Otros efectos secundarios menos comunes pero más graves: dolor de garganta, aftas bucales y hematomas; dolor abdominal intenso, malestar general y orina oscura; sentir fatiga, tener tos o fiebre alta; erupción importante en la piel.

También se han utilizado otros fármacos inmunosupresores, como la azatioprina y la ciclofosfamida (debe administrarse por vía intravenosa ya que por vía oral suele ser menos eficaz y producir más efectos secundarios). Otras posibles opciones de tratamiento son la hidroxicloroquina y la ciclosporina.

En la última década han sido introducidos el infliximab y el adalimumab, anticuerpos monoclonales que actúan neutralizando el factor de necrosis tumoral (TNF). Estos fármacos suelen emplearse como una opción en casos donde está indicado el tratamiento y haya fallado el tratamiento habitual o cuando hay manifestaciones graves que lo requieren

La talidomida se ha defendido también como una opción terapéutica, en casos seleccionados de sarcoidosis que no responde al tratamiento, debido a sus propiedades antiinflamatorias y de inhibición del factor de necrosis tumoral, a pesar de los bien conocidos graves efectos teratogénicos (puede provocar defectos congénitos graves y la muerte del bebé). En estos casos es imprescindible una política de contracepción completamente segura en aquellas mujeres en edad fértil.

En casos raros, que no responden a ningún tipo de tratamiento, se ha ensayado la radioterapia con el propósito de prevenir la progresión de la enfermedad.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.