Jueves , 17 Agosto 2017
Debut de la enfermedad

Debut de la enfermedad

Antes de ser diagnosticadas muchas personas presentaron uno o varios síntomas clásicos de la diabetes: excesiva sed, sequedad de boca, hambre, mucha sudoración y frecuentes ganas de orinar.

Haga clic en las fotografías para ver un vídeo con la experiencia narrada.

NOTA: Si no visualiza correctamente los videos, puede ser debido a que no tiene instalada la última versión del Adobe Flash Player. Si tiene alguna duda puede contactar con nosotros a través del correo electrónico incidencias@pydesalud.com

SÍNTOMAS

Antes de ser diagnosticadas muchas personas presentaron uno o varios síntomas clásicos de la diabetes: excesiva sed, sequedad de boca, hambre, mucha sudoración y frecuentes ganas de orinar.

Otros síntomas generales que se mencionan son: cansancio, mucho sueño, malestar general, desgana, sensación de fatiga, mareo, dolor de cabeza, calor en el cuerpo, malestar en el estómago, disminución del apetito, acompañado con modificaciones en el peso, o bien dolor o pesadez en las piernas y/o en los pies.

Algunas personas presentaron síntomas en la piel: enrojecimiento, picor en el cuerpo, llagas, picores o infecciones en la zona genital. Con frecuencia no se relacionaron estos síntomas con la diabetes hasta que se confirmó el diagnóstico.

En otros casos, acompañando al cansancio y la sed, se presentaron con problemas en la vista, tales como disminución de la visión o vista “nublada”. En ocasiones los síntomas eran tan inespecíficos que ni siquiera eran reconocidos por los profesionales sanitarios, siendo la propia persona quien acudía varias veces al médico hasta que se alcanzó el diagnóstico.

Otros entrevistados refirieron ansiedad y sensación de intranquilidad y malestar para mantener relaciones sexuales. (Más información: Impacto sobre la sexualidad).

Algunas mujeres refirieron que los síntomas se manifestaron durante el embarazo y, aunque al principio se diagnóstico de diabetes gestacional, posteriormente se confirmó como diabetes tipo 2.

En muchos casos el diagnóstico se hizo de forma casual, es decir que los participantes no presentaban síntomas o no los relacionaban con una enfermedad. A veces se diagnosticaba al acudir al centro de atención primaria por otro motivo. En algún caso al acudir a donar sangre. Asimismo hubo casos detectados en las revisiones anuales que se realizan en las empresas. En todos estos casos se realizaba el diagnóstico mediante una analítica de sangre y orina.

Algunas personas retrasaron varios meses la consulta al médico a pesar de tener algunos síntomas.

Otras personas recibieron el diagnóstico en el hospital cuando habían sido ingresados por otro motivo, como por ejemplo, dolor en zona renal, infarto cardiaco o para someterse a alguna cirugía. En estos casos recibieron el diagnóstico por sorpresa.

Muchos de los entrevistados que reconocían los síntomas y contaban con información por antecedentes familiares, acudían a consulta médica. Aunque hubo algunas personas que retardaban la visita médica aun sabiéndolo, debido a que no presentaban dolor y podían continuar con sus actividades habituales.

Otras personas, en cambio, relataron que al detectar los síntomas se realizaban ellos mismos el control del azúcar con el medidor de glucosa de sus familiares y que éstos los alentaban a acudir al médico.

Incluso hubo casos en que los participantes sospechaban que podían tener diabetes y solicitaban ellos mismos analíticas a sus médicos para conocer su estado de salud.

Algunas personas fueron alertadas por amigos o familiares que trabajaban como personal sanitario cuando presentaban los síntomas más frecuentes de la diabetes.

Para las personas que no contaban con conocimientos previos sobre la diabetes, el malestar, el cansancio o la sed, no eran reconocidos como síntomas de alerta y se atribuían simplemente a agotamiento por las actividades cotidianas: esfuerzo o estrés en el trabajo doméstico o en el trabajo; el sentir el avance de la edad, o a factores ambientales como el clima.

Algunas personas se mantuvieron sin darse cuenta o restándole importancia a los síntomas incluso después del diagnóstico.

 

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.