viernes , 19 octubre 2018
Eliminar la hepatitis B en la población canaria, objetivo de Sanidad
Sanidad busca eliminar la hepatitis B en Canarias / PIXABAY

Eliminar la hepatitis B en la población canaria, objetivo de Sanidad

Eliminar la hepatitis B en Canarias. Ese es el objetivo. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, informa de que actualmente se trabaja en una estrategia para identificar a la población susceptible de vacunación contra la hepatitis B y ofrecer dicha vacuna de forma completamente gratuita con el fin de mantener altas coberturas que permitan llegar a una situación próxima a la erradicación.

La vacuna frente a la hepatitis B es una de las fórmulas elegidas para eliminar la hepatitis B en Canarias. Esta acción se incorporó al calendario de vacunación infantil de Canarias en 1996, momento en el que se recomendaba la administración de tres dosis de dicha vacuna a la población de 11 años. El interés por mejorar la cobertura frente a esta vacuna, determinó en el año 2002 la necesidad de incorporar la pauta de vacunación a los niños y niñas de 2, 4 y 6 meses, manteniéndose las dosis de los 11 años, hasta que el conjunto de niños y niñas que empezaban la vacunación cumplieran los 11 años.

Para atender el objetivo de eliminar la hepatitis B en Canarias, la población menor de 30 años debería tener completada la pauta de vacunación frente a la hepatitis B. Desde el inicio de la vacunación han disminuido progresivamente los casos de esta enfermedad, pero es necesario mantener altas las cifras de cobertura vacunal de forma continuada para llegar a una situación próxima a la eliminación de esta patología.

Tras la detección en historias de salud de falta de registro de esta vacuna, la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS) ha trabajado en el desarrollo de sistemas de información y alertas que notifiquen a los profesionales sanitarios la necesidad de revisar la situación vacunal de las personas que acuden a consulta.

La importancia de identificar a personas sin registro de vacunación es doble: en primer lugar, por las consecuencias para la salud si se contrae la enfermedad, y, en segundo lugar, por la conexión que este tipo de vacuna tiene con otras consideradas vitales durante el primer año de vida.

Las consecuencias de la hepatitis B para la salud pueden ser agudas o crónicas. Las agudas se manifiestan con náuseas, vómitos, ictericia, orina oscura, dolores musculares y podría existir crecimiento anormal de hígado con dolor. Sin embargo, la consecuencia aguda más temida es una hepatitis fulminante.

Entre el 5 y 10% de las personas adultas que contraen la enfermedad evolucionan a portadores crónicos, lo que podría abocar a una hepatitis crónica, con o sin cirrosis, y en última instancia, presentar un carcinoma hepatocelular. Contraer la enfermedad en la infancia aumenta el riesgo de evolucionar hacia un hepatocarcinoma.

El otro punto destacable es que la hepatitis B se administra el primer año de vida de forma combinada (una sola inyección) con la difteria, el tétanos, la tosferina, la polio y el haemophilus. Por tanto, si en la historia de un bebé no hay registro de vacuna contra la hepatitis B, tampoco lo habrá de las otras cinco enfermedades, lo que alertaría sobre la posibilidad de que no esté correctamente vacunado.

Para poder eliminar la hepatitis B en Canarias, la Dirección General de Salud Pública ha puesto el foco de atención en la población infantil, de tal forma que en todas las historias de niños y niñas de Canarias en las que no exista registro de las tres dosis de vacuna frente a la hepatitis B, aparecerá un aviso que alerta al profesional sanitario de la necesidad de revisar su situación vacunal.

En la misma línea, y para sanitarios que atienden población infantil desde Atención Primaria, se dispondrá de listados de niñas y niños de 12, 13 y 14 años en cuya historia no consten las tres dosis de esta vacuna. Ello permitirá revisar las historias, contactar con las familias y realizar búsquedas activas de población adolescente susceptible de vacunación. Con todo, en definitiva, se busca eliminar la hepatitis B en Canarias.

Las familias que detecten en las cartillas la falta de vacunas pueden solicitar cita a la enfermera o el pediatra y comprobar la necesidad de actualizar su situación vacunal de forma completamente gratuita.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.