domingo , 24 febrero 2019
Coordinando la comunicación en el tratamiento oncológico
Ilustración del manual de la UIC 'Estrategias para aprovechar mejor la consulta en oncología'

Coordinando la comunicación en el tratamiento oncológico

Cynthia García García | @CynthyGarcia

El diagnóstico de cáncer suele provocar dudas y alteración emocional en la persona que recibe la noticia. Por este motivo, es importante una buena coordinación entre la comunicación médico-paciente, la información aportada por los medios de comunicación y la de los psicólogos que les asisten. Si el conjunto de mensajes que recibe son de calidad y tienen coherencia entre sí, el paciente se sentirá capacitado y fortalecido para participar activamente en el proceso de toma de decisiones compartidas. Esto, a su vez, le proporcionará más seguridad, confianza y capacidad crítica para afrontar la enfermedad y considerar las diferentes opciones de tratamiento que se le ofrecen.

Aunque los médicos van adquiriendo experiencia y técnicas para mejorar la comunicación, los pacientes no están tan entrenados en habilidades comunicativas y suelen encontrarse desubicados a la hora de trasladar sus inquietudes; no saben qué decir ni cómo expresarlo. En estos casos, pueden ser de utilidad algunas recomendaciones propuestas por el Instituto Global de Salud Pública y Política Sanitaria de la Universidad Internacional de Cataluña y que se ofrecieron este mes en el VIII Congreso de Pacientes con Cáncer organizado por el Grupo español de pacientes con cáncer (Gepac).

Solucionar dudas

Es importante que los pacientes conozcan que es posible establecer una relación de confianza con el profesional sanitario, en la que puedan expresarle sus preocupaciones y necesidades. Es recomendable que planteen todas las dudas que le puedan surgir e incluso lleven una libreta para anotar las preguntas que realizarán y las cosas más importantes que se dicen durante la consulta. Además de estos apuntes, la compañía de un familiar o amigo cercano puede ayudar a recordar la información que el paciente, por preocupación o tensión, haya obviado o no le haya dado suficiente relevancia en la consulta. Por otra parte, es una buena opción solicitar información escrita adicional, ya sea bibliografía o webs en las que la información esté contrastada, actualizada y utilice un vocabulario y enfoque centrado en el paciente. Asimismo, y junto con las recomendaciones del médico, el propio paciente puede verificar si la página web posee sellos de fiabilidad y calidad de la información sobre salud, como el de Health On the Net Foundation (HON) o el de Web Médica Acreditada (WMA). Estos sellos habitualmente se sitúan en la parte inferior de la página, tal y como se ve en PyDeSalud.

Canalizando las emociones

Además de la atención médica, muchos de los pacientes oncológicos suelen acudir al psicólogo en busca de alguien que les ayude a sobrellevar el delicado estado emocional en el que se encuentran. En este sentido, Carmen Yélamos Agua, del Grupo del Instituto Madrileño de Oncología (IMO) y que participó en las jornadas de Gepac, afirma que se ha producido un “incremento de la importancia de la calidad de vida en las personas con cáncer, incluida la función sexual”. Por este motivo, y por el componente emocional ligado al sexo, es importante el apoyo psicológico en esta faceta. Apoyo que debe reflejarse, tanto si se produce apatía sexual por el estado anímico en el que se encuentra, como si se debe a disfunciones sexuales derivadas del tratamiento oncológico.

Sin falsas expectativas

Tras solicitar atención médica y psicológica, los pacientes oncológicos comienzan a prestar más atención a las noticias relacionadas con cáncer que se publican en los medios de comunicación. Por esta razón, realizar una comunicación responsable resulta de vital importancia. Los periodistas deben evitar titulares alarmantes que no reflejan la realidad de la investigación y que generan falsas expectativas en los pacientes, a pesar de la urgencia de los medios en ser los primeros en publicar una noticia. Una comunicación menos urgente y más reflexiva puede ayudar a que el paciente oncológico encuentre una información complementaria a la ofrecida por los profesionales sanitarios (médicos, enfermeras, psicólogos), ayudándole a tener una visión más crítica e informada, y con ello, una experiencia más llevadera de la enfermedad.

Sobre el autor

Cynthia García García es licenciada en Periodismo y Diplomada en Turismo por la Universidad Camilo José Cela. Máster en Comunicación y Salud por la Universidad Complutense de Madrid. Cursa en la actualidad estudios de Medicina Tradicional China (Acupuntura) en la Escuela Neijing (Dr. José Luis Padilla Corral).

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.