jueves , 4 junio 2020
DÍA MUNDIAL DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

DÍA MUNDIAL DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

Ayer 12 de abril de 2020, se celebró el Día Mundial de La Atención Primaria y este año más que nunca, es un día muy especial, ya que el papel que juega la Atención Primaria en la gestión de la pandemia por COVID19 es, ha sido y seguirá siendo crucial en nuestro sistema sanitario.

El 12 de septiembre 1978 se celebró La Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud de Alma-Ata, el evento político de salud internacional más importante de la década de los 70. Dicha conferencia expresó la necesidad urgente de la puesta en acción por parte de los gobiernos, trabajadores de la salud y la comunidad internacional, de acciones dirigidas a proteger y promover el modelo de Atención Primaria de salud en todas las personas en el mundo, bajo el lema “salud para todos en el año 2000”.

La Atención Primaria de salud se define como la asistencia sanitaria esencial accesible a todas las personas y familias de la comunidad a través de medios aceptables para ellos. Es el nivel básico e inicial de atención, que garantiza la globalidad y continuidad de la atención a lo largo de toda la vida de la persona. Además, la Atención Primaria de salud lleva a cabo actividades como: 1) la promoción de la salud, 2) la prevención de la enfermedad, 3) la educación sanitaria, 4) el mantenimiento y la recuperación de la salud, así como 5) la rehabilitación física y el trabajo social.

En este sentido, el Foro de Médicos de atención primaria, compuesto por sociedades científicas, sindicatos profesionales y la Organización Médica Colegial, llevan a cabo un programa con objetivos comunes para promover la calidad, la equidad, la cohesión y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Asimismo, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) (https://www.semfyc.es/comunicado-del-foro-de-medicos-de-atencion-primaria-por-el-dia-de-la-ap-2020/) reclama en este día, el siguiente decálogo de objetivos para la Atención primaria:

  • La Atención Primaria es el eje del sistema sanitario y así debería ser reconocida a todos los efectos.
  • La Atención Primaria debe liderar, por tanto, la gestión de los procesos de la enfermedad crónica enfermo crónico dentro del sistema sanitario y social
  • Los Médicos de Familia y Pediatras deben a su vez, liderar la toma de decisiones relacionadas con la organización y gestión de recursos sanitarios (profesionalización de la gestión).
  • Dado su papel central en el sistema sanitario, los Médicos de Familia y Pediatras deben tener acceso al catálogo completo de pruebas complementarias.
  • El ejercicio de la Medicina en Atención Primaria debe tener un entorno profesional y laboral atractivo: estabilidad, incentivación…
  • Las agendas deben adecuarse a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por pacientes
  • La Gestión de la Incapacidad Temporal debe tener un diseño basado en criterios clínicos, evitando la multiplicación de informes y haciéndola extensiva a todos los niveles asistenciales
  • La receta electrónica debe extenderse a todos los niveles asistenciales y a todo el Sistema Nacional de Salud.
  • La formación en Atención Primaria debe empezar en la Universidad, con la creación de un área de competencias en Medicina de Familia y la definición de competencias específicas de Pediatría de Atención Primaria en la formación de grado.

Por ello, desde PyDeSalud nos comprometemos en este día para visibilizar la gran labor de nuestros profesionales de Atención Primaria, sumándonos al reconocimiento y agradeciendo a cada especialidad la labor que desarrollan para el autocuidado de la población en todos los niveles asistenciales.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.