jueves , 2 abril 2020
DÍA MUNDIAL DE LA EPILEPSIA

DÍA MUNDIAL DE LA EPILEPSIA

Hoy 26 de marzo de 2020, se celebra el Día Mundial de la epilepsia o “Día Púrpura” (Purple Day), con el objeto de informar, sensibilizar y concienciar a las personas sobre lo que es la epilepsia y las necesidades de las personas que lo padecen.

La celebración de este día fue impulsada en el año 2009 por la Asociación de Epilepsia de Nueva Escocia (EANS) y la Fundación Anita Kaufman (AKFUS). El “Día Púrpura” fue creado por Cassidy Megan, una niña canadiense afectada por epilepsia con el objetivo de relegar los viejos y falsos mitos sobre la enfermedad y concienciar a las personas que la sufren de que no están solos/as. En este sentido, cada 26 de marzo se les pide a las personas de todo el mundo que se vistan de morado, demostrando así su apoyo a las personas afectadas por la epilepsia.

Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo cerca de 50 millones de personas sufren epilepsia, lo cual la convierte en uno de los trastornos neurológicos más comunes. Asimismo, cerca del 80% de personas que sufren epilepsia viven en países de ingresos bajos y medianos y se estima que el 70% de las personas con epilepsia podría vivir sin convulsiones si se diagnosticara y se trataran adecuadamente. Sin embargo, el riesgo de muerte prematura en personas con epilepsia es de hasta tres veces mayor que en la población general. En España, los datos aproximados se sitúan en torno a 250.000-400.000 personas afectadas.

En este sentido, la OMS y sus asociados reconocen que la epilepsia es un importante problema de salud pública. Bajo el lema “Sacar a la enfermedad de las sombras”, la OMS, la Liga Internacional contra la Epilepsia y la Oficina Internacional para la Epilepsia han dirigido una Campaña Mundial contra la Epilepsia para proporcionar mejor información, aumentar la sensibilización y fortalecer los esfuerzos públicos y privados por mejorar la atención y reducir el impacto de la enfermedad.

La epilepsia es una enfermedad cerebral no transmisible crónica que afecta a personas de todas las edades, sin diferencia de género. Su principal característica son las convulsiones recurrentes como consecuencia de una descarga excesiva en las neuronas del cerebro. Estas descargas excesivas pueden manifestarse en el cuerpo con movimientos bruscos involuntarios o con períodos de ausencia por unos segundos. La intensidad y la duración de las convulsiones es variable, según la zona del cerebro en la que se localiza la descargar, pudiendo afectar a varias zonas del cuerpo. Las causas de la epilepsia son variables y van desde causas genéticas, falta de oxígeno al nacer o haber nacido de forma prematura, hasta golpes “serios” en la cabeza o tumores. Los tratamientos disponibles para tratar las epilepsias incluyen la cirugía, los medicamentos, la dieta cetógena o la estimulación del nervio vago, un procedimiento realizado mediante cirugía.

Las personas con convulsiones tienden a padecer más problemas físicos (tales como fracturas y hematomas derivados de traumatismos relacionados con las convulsiones) y mayores tasas de trastornos psicosociales, entre ellos ansiedad y depresión.  Las limitaciones más grandes de estas personas vienen del rechazo social, los mitos y prejuicios, porque no se conoce la epilepsia. En este sentido, las necesidades estas personas, así como una mayor concienciación a nivel poblacional son aspectos fundamentales.

Por ello, desde PyDeSalud nos sumamos al “Purple Day” para ayudar a concienciar a la población en el Día Mundial de la Epilepsia, buscando terminar con la desinformación y propagando conciencia para conseguir que las personas dejen de tener miedo a la epilepsia.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.