domingo , 8 diciembre 2019
Tratamientos quirúrgicos
hiperplasia benigna de próstata

Tratamientos quirúrgicos

Tratamientos quirúrgicosDe todas las opciones de tratamiento, la cirugía ofrece la mejor posibilidad para que los síntomas mejoren, pero también plantea la más alta posibilidad de complicaciones.  Cuanto mayor sea usted, o cuantos más problemas médicos tenga, aumentará el riesgo de la intervención quirúrgica. Este es uno de los motivos que hacen que sea más recomendable la cirugía temprana antes que la tardía. No obstante, recuerde que la HBP evoluciona lentamente y de manera distinta en los diferentes hombres, por lo que debería someterse a cirugía sólo si se siente realmente preparado o la necesita en este momento.

Algunos hombres piensan que someterse a cirugía para su HBP previene el cáncer de próstata, pero esto no es verdad. Los procedimientos quirúrgicos utilizados para HBP tan solo eliminan o destruyen la parte interna de la glándula prostática. El cáncer normalmente se desarrolla en la parte externa, por lo que la cirugía no disminuye la posibilidad de padecerlo.

Existen varios tipos de procedimientos quirúrgicos. Además existen diferentes instrumentos disponibles que pueden ayudarle a mejorar su flujo urinario sin que implique la cirugía tradicional de corte.  En algunos casos, la elección entre las distintas opciones está determinada por el tamaño y la forma de la próstata. Por ello, no todas las opciones serían adecuadas para usted.

Cirugía “RTUP”

El tipo de cirugía más común y el tratamiento estándar actual para la intervención de HBP se denomina Resección Transuretral de la Próstata, o RTUP. Transuretral significa que se realiza a través de la uretra. Un RTUP se realiza insertando un instrumento en la uretra, pero sin necesidad de cortar la piel. El instrumento elimina la parte interior de la próstata, ensanchando la uretra y mejorando el flujo de la orina. Otra técnica utiliza un láser para vaporizar la próstata, de manera similar a la RTUP estándar.

Una RTUP es uno de los métodos más efectivos para tratar los síntomas de HBP. Esta disminución es mucho mayor que con cualquiera de los medicamentos que hemos citado hasta ahora. La mayoría de los hombres informan de algunas mejoras después de una RTUP, pero la mejora principal de los síntomas puede llevar varios meses. Es importante recordar que una RTUP, al igual que el resto de tratamientos, no funciona para todo el mundo. Algunos hombres con la vejiga irritada podrían continuar con una orina frecuente y urgente.

Durante una RTUP, normalmente se le aplica anestesia epidural, por lo que los hombres no sienten mucha molestia durante la intervención. Una RTUP requiere de una estancia corta en el hospital, ya que al menos justo después de la cirugía es necesario tener insertado un catéter a través del pene hacia la vejiga para ayudarlo a orinar.

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.